Simposios de Investigación - 9 de octubre

Simposio ILH

9 de octubre

"Los estudios coloniales en el campo de la literatura latinoamericana"

 

El reconocido crítico de literatura latinoamericana, Pedro Henríquez Ureña, en 1928, reconocía la necesidad de fijar un canon para la literatura latinoamericana. Señalaba, para esto, que la historia literaria de la América española debía escribirse en torno de algunos autores centrales que escribieron sus obras a partir de las Independencias de los estados latinoamericanos. En 1946, sin embargo, cambiaba de parecer y consideraba que esta literatura se iniciaba con el surgimiento de una “sociedad nueva” aparecida en el período de conquista española del continente. Esta inclusión, hasta el día del hoy, se torna exclusión por momentos y su ambigüedad y carácter dudoso sobrevive, incluso, en frases del tipo “quizás, no haya literatura latinoamericana sino hasta fines del siglo XIX, con los textos de los escritores modernistas”. Sin embargo, los escritos coloniales e, incluso, algunos producidos ya en los incipientes estados latinoamericanos en el siglo XIX constituyen un corpus insoslayable dentro del archivo latinoamericano. Las clasificaciones nunca son definitivas y las valoraciones van desde lo estético, pasando por su importancia para las identidades y la historia latinoamericana y hasta su consideración como fuentes interesantes, porque evidencian la variedad escrituraria de la época que se dio en territorio americano. Si, por un lado, los textos coloniales cuestionan si resulta apropiado aplicar los conceptos de literatura y latinoamerican a para sí mismos, también es cierto que una consideración sobre literatura latinoamericana no puede dejarlos fuera. De esta manera, este encuentro debatirá acerca de todas estas cuestiones, pero, por sobre todo, intentará definir, fijar y dar respuesta definitiva acerca los valores apropiados para juzgar a los textos coloniales y a sus estudios.

 

Texto de la Prof. Dra. Vanina Ma. Teglia

Texto de la Prof. Dra. Laura I. Catelli

Comentario de la Prof. Dra. Beatriz Colombi